Criterios de evaluación y valor académico

El título es otorgado por la Universidad Pompeu Fabra. Para obtenerlo, cada participante deberá superar todas y cada uno de los módulos, así como el trabajo final.

Las materias se evaluarán mediante una combinación de criterios y métodos que, en todos los casos, garantizan el reconocimiento de los avances conseguidos en la adquisición de las competencias generales y específicas, que constituyen el objetivo docente del curso. Se tendrá en cuenta también la asistencia y participación activa en las sesiones de clase, así como los ejercicios y trabajos -ya sean de tipo individual o grupal- que se planteen a lo largo de cada módulo y en función de sus respectivas especificidades. Las calificaciones se proporcionarán en una escala de 0 a 10 puntos (con una cifra decimal), considerándose superada una materia o el trabajo final siempre y cuando se obtenga una nota mínima de 5 puntos. Es imprescindible, en cualquier caso, acreditar como mínimo un 80% de asistencia a las sesiones de clase. Para aquellos participantes que tengan un máximo de 2 materias no aprobadas, se convocará una única prueba extraordinaria de recuperación, en fecha a determinar.

El valor académico del curso es de 30 ECTS (European Credit Transfer System). Los créditos ECTS representan el volumen de trabajo del estudiante para conseguir los objetivos del programa de estudios. En este cómputo de horas que mide un crédito ECTS se incluyen no sólo las horas de aula, teóricas y prácticas, sino también las horas de estudio, las horas dedicadas a trabajos individualmente o en grupo, prácticas o proyectos, resolución de ejercicios, consulta de bibliografía, así como las exigidas para preparar y realizar las pruebas de evaluación. Un crédito ECTS se corresponde con una carga de trabajo del estudiante de, aproximadamente, entre 25 y 30 horas.